HISTORIA

Gramona

historia_07

En 1850, nuestro tatarabuelo, Josep Batlle, trabajaba como bodeguero y agricultor para la familia propietaria de los viñedos de la Plana, en el valle del río Noia.  En tiempos de la filoxera, una plaga que había devastado los viñedos de Francia y de gran parte de Europa, su hijo Pau Batlle trabajó vendiendo vino a compradores franceses que producían espumosos. Estos conocían bien Cataluña, puesto que en aquellos tiempos era primer proveedor de sus corchos. Con el  xarel·lo como base aprendió a afinar nuestros vinos para aquel propósito.

Fue así como en 1881 creó una bodega propia, el Celler Batlle, y pudo comprar los viñedos en los que había visto trabajar a su padre.

LA UNIÓN DE DOS SAGAS

sagas_web

La siguiente generación, su hija Pilar, contrajo matrimonio con Bartolomé Gramona, hijo del entonces presidente del Gremio de Taberneros de Barcelona y fundador de La Vid Catalana, publicación de la Asociación de Productores de Vino Catalana, y natural de San Sadurní, Josep Gramona.

Esto supuso la unión de dos sagas del vino que a principios del siglo XX se iniciaron ya con la marca Gramona en el mundo del espumoso.

VISIONARIOS Y PIONEROS

En 1945 arrancó con fuerza una nueva era, con Bartomeu y Josep Lluís, la generación del esfuerzo. Visionarios y pioneros en la elaboración de vinos espumosos de larga crianza en el Penedés. El primer Gramona III Lustros se elaboró en 1951 para iniciar una nueva era: un espumoso concebido con vocación de larga crianza (se empezó a comercializar en 1961). Hasta finales del siglo XX, los dos hermanos dirigieron el rumbo de una pequeña bodega muy apreciada por la calidad de sus vinos.

El alma de esta generación, Josep Lluís Gramona, ha seguido pisando las cavas cada día, compartiendo su sabiduría y entusiasmo con sus hijos y nietos.

EL LEGADO PARA EL FUTURO

En 2021 se cumplió el primer siglo de la familia Gramona como elaboradores de espumosos y su 140 aniversario como viticultores.

Hoy, la historia de nuestro vino la explican la quinta y sexta generación que encabezan Jaume, Roc y Leonard Gramona. Juntos trabajan en un relevo generacional pausado y consciente, como lo han sido siempre en la casa.

Los primos Xavier y Jaume Gramona han sido los impulsores del posicionamiento de nuestros vinos como espumosos de primer nivel, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, en los primeros años de este siglo XXI.

Xavier Gramona (1959-2023), un hombre generoso, visionario, valiente, incansable luchador, ha dejado en las mejores manos el legado de la familia como defensores del territorio y garantes del estilo que persigue la excelencia durante toda la elaboración de los vinos.

Generacions Gramona

NUESTRO EQUIPO

Con ellos trabajamos un equipo de entusiastas amantes del vino, que consigue, con mucha ilusión, llevar a cabo la propuesta de Gramona: transformar el fruto de la tierra en el mejor espumoso posible, digno de estar en la mesa de las grandes burbujas del mundo.